sábado, 10 de noviembre de 2012

Consumos culturales de los adolescentes



La adolescencia es una etapa que surge en el mundo occidental tras la Revolución Industrial; antes de ese momento histórico y actualmente en otras sociedades, la persona pasa de niño a adulto tras atravesar la pubertad (el cambio fisiológico). Actualmente la adolescencia se está alargando de forma desmesurada, comienza antes en el aspecto social y concluye cuando se ha terminado la preparación educativa y el individuo completa el proceso de emancipación. Ya es independiente desde el punto de vista social y económico.

      Hoy he recordado con nostalgia mi adolescencia, que transcurría en la década de los 80, viendo  a  mi hija de 14 años … y juntas repasaremos los consumos culturales  en ambas épocas.

¿La moda de esos años? las remeras holgadas y coloridas, estampadas y con grandes hombreras, zapatos de tacón alto y cantidades de pulseras, también los pantalones ajustados, Los vaqueros o jeans pre-lavados, los chalecos, las faldas rectas y minifaldas, las polleras pantalón, con un maquillaje exagerado, sombras de ojos oscuras y los peinados abundaban en rulos, jopos  y flequillos.

Hoy, puperas, calzas, de colores flúor, plataformas y zapatos azules, rojos, verdes, fucsia, amarillos, etc, jeans desteñidos y rotos, pelo planchado y con distintos tipos de trenzas, poco maquillaje, con delineados gruesos.

 Muchos cantantes marcaron estilos en esa década, como Madonna, Michael Jackson, Guns and Roses, Withney Houston, U2, Génesis… sin olvidarnos del rock nacional que tuvo su época de oro con Charly García, Soda Estéreo, Los enanitos verdes,... que los adolescentes de hoy siguen escuchando, además de  cumbia villera, los Wachiturros, Nota Lokos, Tu Papá, Nene Malo…

Se escuchaba música en las radios FM, (había 2 o 3 que comenzaron a transmitir en la zona en donde pasaban música  casi todo el día). Para comunicarnos con la radio para pedir un tema mandábamos una carta por correo postal, que demoraba una semana por lo menos. Hoy hay decenas en la ciudad, además que se puede escuchar online radios de todo el mundo, y se puede interactuar con ellas mediante mensajes de texto, correo electrónico, Facebook, al instante.

Tener los temas favoritos era todo un reto, en los casetes se podía grabar las canciones de otro casete si tenías la posibilidad de conseguirlo, sino grabarlo desde la radio. Hoy, es muy sencillo, están disponibles en las redes, son fácilmente reproducibles y transferibles, lo que permite que sean compartidas por un gran número de personas, en dispositivos como la computadora, netbook, mp3, teléfono móvil. Estos últimos les permite utilizarlo en cualquier lugar y en cualquier momento.

La música es el consumo más valorado, la principal marca de identidad. Su carácter portátil, su ubicuidad y su accesibilidad la convierten en un consumo esencial en todos los sectores sociales.

Hace  25 años cuando no teníamos tantos canales y un solo televisor en blanco y negro, ni computadoras, ni teléfonos móviles, ni Facebook, leíamos libros (prestados de las bibliotecas), salíamos con amigos, andábamos en bicicleta…
La opción principal para los adolescentes actualmente también es salir con amigos. Pero salen con el celular, con el cual escuchan música, se sacan fotos que suben a Facebook, siguen conectados.

Para realizar las tareas o investigar sobre un tema buscábamos en libros de texto, en enciclopedias, o en las bibliotecas. Hoy toda la información está a un clic de distancia, se busca en Internet, en enciclopedias virtuales.

Los adolescentes de hoy son la primera generación que se ha desarrollado con las nuevas tecnologías. Sostienen que han pasado sus vidas rodeadas de y usando computadoras, videojuegos, celulares, etc. y que la interacción con estas tecnologías ubicuas hace que ellos piensen y procesen información en forma diferente de los adultos, por esto se los ha denominado “nativos digitales” (Piscitelli).

Continúan usando los otros medios tradicionales como tv, radio, diarios, revistas y libros, aunque las actividades que más crecen entre ellos son las llamadas redes sociales como facebook, o sea, medios de conversación e interacción y de compartir intereses.

Garcia Canclini sostiene que la convergencia digital determina la reorganización de los modos de acceso a los bienes culturales y las forma de comunicación.

Ha aumentado el consumo de computadoras, celulares multifunción, consolas de videojuegos y reproductores digitales de sonido e imagen. La utilización generalizada de estos dispositivos digitales en las actividades cotidianas modifica la manera en que se relacionan, se comunican, los modos en que aprenden, se entretienen, investigan o crean. (Levis)

Las diferencias con las generaciones anteriores son claras, pero lo importante es saber por qué son diferentes. Las particularidades de los jóvenes de hoy radican en la relación que tienen con los medios de comunicación y las tecnologías, en un mundo invadido por las pantallas

 Son jóvenes que nacieron en un universo mediático y tecnológico muy diversificado y hacen un uso en simultáneo de ellos: mientras ven televisión hablan por celular, escuchan música, navegan por internet y hacen la tarea.  En esta generación medios y tecnologías no se excluyen, se complementan. Están conectados todo el tiempo a través de un dispositivo o una red. Los sistemas de televisión, la red de telefonía fija, como soporte para acceder a Internet y la red de telefonía móvil. Esta última tiene mayor uso entre los adolescentes ya que se puede usar en cualquier lugar y en todo momento, y ofrecen los mismos servicios que las otras redes.
El móvil les permite la comunicación oral o escrita con lo que se ha incrementado la comunicación con la familia y con los amigos. Ha reemplazado al despertador y a la calculadora, y al correo electrónico. A este último, de hecho los adolescentes prácticamente no lo usan, prefieren otros medios como el chat a través de mensenger o facebook, donde la comunicación es directa.
La cultura urbana es mediática y predominantemente audiovisual, tiende a ser digital, multimedial, divertida, interactiva y en línea (Igarza).

    Por último quiero compartir este video de Mónica Pini, docente e investigadora de la UNSAM, donde relata una investigación que consiste en un estudio cualitativo basado en el análisis e interpretación de los testimonios  de los chicos acerca de los sentidos que dan a sus consumos culturales.



Cristina Moretti